sábado, 31 de octubre de 2009

Zonas Húmedas del Somontano de Barbastro (Huesca)

 


En Aragón Liberal

Se ha presentado el libro sobre las zonas húmedas del Somontano barbastrense, cuyo autor es José Garrido Palacios. Interesante para cononcer la geografía y riqueza de nuestra tierra.

Zonas Húmedas del Somontano de Barbastro (Huesca)

Autor: José Garrido Palacios

Edita: Geodesma, s.l. 

El autor nos ofrece su última obra, Zonas Húmedas en el Somontano de Barbastro (Huesca), sobre un tema que ha profundizado en otros ámbitos de la geografía aragonesa, como las Cinco Villas, la Ribera Alta del Ebro y los municipios de Fraga y Tauste. En todos estos trabajos pone el énfasis en el valor de estos espacios acuáticos como elementos esenciales de nuestro patrimonio, así como la necesidad de conservarlos en el presente y de cara al futuro.

En este libro se expone el contexto geográfico que envuelve el análisis de estos espacios, como el relieve, el clima, la geomorfología, la flora y la fauna. En segundo lugar se aborda el concepto de humedal y las tipologías aplicadas a la comarca del Somontano, de acuerdo con el Convenio en Ramsar (1971), firmado por la mayor parte de los países del mundo, y entre ellos España.

Ahora bien, el centro vital de la investigación se centra en el apartado siguiente, en los análisis de los ecosistemas húmedos más representativos del Somontano de Barbastro, caracterizados por su elevado número y por su diversidad. De hecho, la tupida red hidrográfica que fluye de norte a sur por toda la comarca, los canales de riego, como el Cinca y el de Aragón y Cataluña, las acequias y el embalse de El Grado, configuran un territorio surcado por ríos de vida, por el agua que avena las tierras y los pueblos del Somontano.

Todo ello aderezado con singularidades acuáticas dentro del mismo ámbito, como los pozos fuente, las surgencias de Mascún y Támara, solencios, balsas y fuentes, ligadas a distintos usos en el devenir histórico. Con todo esto, el Somontano ofrece un universo de ecosistemas húmedos de importancia extraordinaria, que precisan la articulación de medios adecuados  para evitar su degradación.

La última parte se basa en la formulación de una propuesta de acciones con el fin de su conservación y el uso sostenible de sus recursos. Para ello se relacionan los principios básicos de conservación, objetivos generales que sirven de guía en las actuaciones futuras y acciones específicas que contribuyen a cumplir las metas propuestas.

El definitiva, este trabajo contribuye a la conservación de los ecosistemas húmedos del Somontano, y destaca su importancia para el acervo cultural y natural de los habitantes del entorno. El auto entiende que en la medida que se conoce el origen, funciones y valores de los humedales, mejor apreciamos su riqueza y con mayor énfasis defendemos su preservación.

No hay comentarios: