martes, 16 de diciembre de 2008

Las señales de los Reyes Magos

16.12.2008.

 


Por: María del Carmen Antoja

Los Magos de Oriente ya están en camino y nos lo hacen saber.

0 comentarios


En mi casa en cuanto poníamos el Nacimiento, los Reyes nos anunciaban su llegada, cada día, en el Belén, nos dejaban alguna golosina típica de éstas fechas.

A los pies del Niño Jesús nos encontrabámos unas monedas de chocolate, un botellín de champán, también de chocolate, unos limoncitos de azúcar o cualquier otra chuchería. Los Reyes venían desde el Cielo y el camino era largo, por eso debíamos portarnos muy bién, ser obedientes y estudiosos, para esperar la llegada de los Magos montados en sus camellos.

Al llegar del colegio lo primero que hacíamos los pequeños de la casa era ir a ver si los Reyes nos habían dejado una señal, estábamos emocionados, nos hacía una ilusión enorme encontrar el regalo de los Magos de Oriente frente a las figuras del Belén, entonces, en acción de gracias nos arrodillábamos ante el Divino Misterio y rezabámos un padrenuestro a Jesús.

Esto sucedia todos los días, hasta que llegaba el día de Reyes, la víspera, después de ir a ver la cabalgata, al llegar a casa encendíamos unos farolillos de colores y se apagaban todas las luces de las habitaciones, cantando una canción dedicada a los Reyes, pequeños y mayores recorríamos todas las estancias recogiendo todos los caramelos y chocolates que los Reyes nos tiraban desde el cielo, también al encender las luces los encontrabámos sobre los muebles y en todos los rincones de la habitación, era realmente emocionante, toda la familia reunida saludando a Melchor, Gaspar y Baltasar.

El recuerdo de aquellos momentos se hace inborrable y lleno de ternura, era una noche de ilusión, los mayores disfrutaban viendo la alegría de los niños. A mi casa siguen llegando los Reyes Magos, nunca he olvidado lo que significaron en mi infancia, siempre he continuado poniendo los zapatos en el salón para que Sus Majestades dejaran junto a ellos sus regalos, nunca me han defraudado.

Todos los años cumplen con su promesa de dejar regalos a los niños, y la infancia es algo que nunca debemos perder, aunque los años pasen el espíritu de la niñez sigue en mi corazón.

La noche de Reyes siento una especial emoción.

No hay comentarios: