domingo, 12 de octubre de 2008

Tres hermanas de Barbastro, eximidas provisionalmente de cursar EpC

Tres hermanas de Barbastro, eximidas provisionalmente de cursar EpC


Objetores (Encuentro de febrero de 2008 en Madrid)

Un nuevo Auto del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Huesca concede las medidas cautelares que sus padres, que han recurrido la denegación administrativa de su derecho a objetar, solicitaron para ellas.

REDACCIÓN HO.- El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Huesca ha dictado un nuevo Auto por el que concede a un matrimonio objetor residente en Barbastro las medidas cautelares que solicitaba y exime provisionalmente a tres hijas suyas de cursar las asignaturas comúnmente conocidas como Educación para la Ciudadanía (EpC). La decisión, acordada el 9 de octubre y comunicada a los interesados ayer día 10, habrá de aplicarse hasta que recaiga sentencia sobre el recurso que en su día planteó la familia Polo Andreu, salvo revocación por parte de Su Señoría a lo largo de la tramitación del procedimiento.

La acción emprendida por estos padres pretende que la Justicia les reconozca el ejercicio del derecho a objetar en conciencia para que sus hijas no cursen las asignaturas englobadas bajo la denominación de EpC. Joaquín Polo, el padre recurrente, resume para HO el proceso seguido desde que entregaron su declaración: “Presentamos la objeción en febrero; nos la desestimaron sin fecha, en un chapucero ‘acto administrativo’. Recurrimos en alzada en agosto, y en septiembre fuimos al contencioso”.

La mayor de las tres hermanas Polo Andreu estudia 4.º de la ESO, de cuyo programa de estudios forma parte una de las materias de EpC, la denominada ‘Educación Ético-Cívica’ y, por lo tanto, la medida adoptada por el Juzgado la ampara de manera inmediata.

La segunda de ellas está en 2.º de ESO, por lo que hasta el curso próximo no hubiera tenido que recibir enseñanzas de ‘Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos’, que en Aragón se estudia en 3.º de la ESO.

La menor, por su parte, se encuentra en 5º de Primaria, curso en el que se empezará a estudiar una asignatura con el mismo nombre de ‘Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos’ a partir del curso 2009-2010. Consiguientemente y salvo que tuviera que repetir curso, tampoco el año próximo habría de estudiar EpC, ni tendría que hacerlo en ninguno de los dos posteriores a él. El primer curso en que se vería directamente afectada sería, pues, 3.º de la ESO, nivel que en principio le correspondería hacer en el año académico 2012-2013.

Pese a que sólo una de las tres hermanas se encuentra realizando un curso en el que se incluye una de las asignaturas por las que sus padres plantearon objeción de conciencia, el Auto dicta las medidas cautelares mencionadas para todas ellas, pues “de no adoptarse la medida cautelar” las alumnas recibirían, si bien no todas de forma inmediata, “pero sí con el transcurso del tiempo, unas enseñanzas no queridas que soslayarían la finalidad del recurso interpuesto haciéndole perder la efectividad a la sentencia, en caso de resultar favorable a sus intereses, pues el resultado no querido ya se habría producido”.

Por ello, Su Señoría concede la medida cautelar solicitada y deja en suspenso la obligatoriedad de cursar las asignaturas de Educación para la Ciudadanía para las tres hijas de los recurrentes.

“Esperamos que la sentencia confirme la medida cautelar; este grupo de asignaturas representa una manipulación moral de nuestros hijos que conculca nuestros derechos constitucionales y eso es algo que no estamos dispuestos a aceptar, por lo que lucharemos hasta el final”, ha declarado a HO Joaquín Polo.

“Hay varios matrimonios más en Barbastro que han seguido idéntico camino. Hasta ahora eran siete (con mis tres hijas amparadas por este Auto, ya suman 10) los niños que habían sido protegidos por medidas cautelares, y hay todavía hay varios a la espera de obtenerlas”, comenta para finalizar.

No hay comentarios: