jueves, 8 de mayo de 2008

La conferencia de Juan Manuel de Prada en Barbastro

8.5.2008.

 


Por: María del Carmen Antoja

Una vez más el Centro Cultural Entrearcos nos ha obsequiado con la presencia de un magnífico conferenciante.

www.aragonliberal.es


Barbastro ha contado con la visita de un jóven y documentado escritor que ha embelesado al público que lo escuchaba con atención. Juan Manuel de Prada, asiduo colaborador del diario ABC, ha hecho una incuestionable reflexión sobre el "relativismo". Ha explicado claramente que la tiranía del relativismo puede darse en cualquier régimen político, también en la democracia, los gobernantes tratan de cortar las raíces de los hombres para que no tengan ningún vínculo con el pasado, así se rompe con la tradición y se inculca en sus mentes que ellos son los únicos dueños y señores de sí mismos, por lo tanto, pueden dar rienda suelta a sus caprichos y deseos por inhumanos que estos sean. El estado se encarga de crear nuevos derechos, falsos derechos, como el "aborto" , la "eutanasia" etc. y así los hombres se creen libres, cuando en realidad son mas esclavos que nunca. Papá Estado se ocupa de todo, antes ha aniquilado la razón del ser humano y así lo manipula a su antojo. El relativismo, el desconectarse de sus raíces produce dolor al hombre, pero entonces éste dolor se amortigua con drogas, tales como, la sociedad de consumo, el alcohol y todo lo que no deje pensar y meditar al ser humano, esto sirve para alienarlo y hacerlo desgraciado. La vida precipitada no deja espacio para la reflexión y así los instrumentos del mal van minando a la humanidad. En fín, la conferencia y el posterior coloquio han dado mucho de sí, resumir dos horas de charla en pocas líneas es imposible, simplemente decir que el público ha estado de acuerdo con todo lo que se ha dicho, en ralidad, no podía ser de otro modo. Para concluir diré que me ha gustado mucho que para referirse al género humano siempre dijese solamente "hombres" no ésta tontería de "hombres y mujeres" a la que actualmente, nos tienen  acostumbrados, es un detalle muy de agradecer.

No hay comentarios: