jueves, 27 de marzo de 2008

En Barbastro no hay crisis inmobiliaria

 27.3.2008.

Para www.aragonliberal.es

Por: María del Carmen Antoja

Las obras continúan su ritmo ascendente, los nuevos edificios siguen creciendo.

 


Los viejos caserones frente a la Catedral han sido demolidos y pronto se empezarán a construir nuevos edificios en su lugar. Las grúas vuelven a llenarse de nidos de cigüeñas, el progreso parece no querer detenerse en la Ciudad del Vero. El centro se reconstruye, las casas restauradas se pintan de colores, abren nuevos  comercios y la ciudad va cambiando... adaptándose a los nuevos tiempos. La Semana Santa ha llenado Barbastro de visitantes y turistas que no querían perderse los pasos procesionales, el sonar de los tambores y las trompetas, las inmejorables monas de Pascua y la romería para venerar a la Virgen del Pueyo. Con ésta afluencia de visitantes Barbastro necesita ampliar su oferta de hostelería y el comercio tiene que adaptarse a la demanda que va creciendo a buen ritmo. Barbastro está cambiando, el futuro se adivina como una bellísima ciudad, sus calles curvadas y serpenteantes tiene un encanto especial y los puentes cruzando el río Vero, le proporcionan un aire romántico. Barbastro sigue creciendo y mejorando. 

Carmen Antoja

No hay comentarios: