miércoles, 19 de diciembre de 2007

Para el "Ministro" Soria estar a favor de la vida es ser inquisidor. Inquisidor el último.

Pro Vida Liberal.- 19.12.2007. Todo aquel que no esté de acuerdo con la manipulación genética de los embriones humanos, contra el aborto y la eutanasia es un inquisidor según el ministro de Sanidad.

 


Bernard Soria manipulador de embriones.

 


Inquisidor el último

 

 

Lo uno no va sin lo otro, en lo de utilización de los seres humanos combinado con la propaganda persecutoria, que atisba el ministro Soria. Todo aquel que no esté de acuerdo con la manipulación genética de los embriones humanos, contra el aborto y la eutanasia es un inquisidor según el ministro de Sanidad. Escaso mal para el ministro, porque según él son solo un 5% de la población española la que se opone a ello. Si comparáramos los gobiernos de los hombres con  los de las almas -como la Iglesia-, qué insignificante quedarían los crímenes en nombre de la Inquisición con los en nombre de los estados. Y desde luego más cercano a estas practicas "sanitarias" eutanásicas y eugenésicas estuvieron gobiernos abominables que propugnaban la raza aria, soluciones finales y la limpieza étnica, que miembros de la Iglesia han estado ni por el más infinito de los asomos. En esto de perseguir a las conciencias catalogándolas con el 5%, recuerda a eso de lo que era el último del grupo de amigos del colegio en llegar, que ahora sería el "inquisidor el último". Qué lamentable carrera a la que quiere llegar el ministro, y que este gobierno realizará si gana las próximas elecciones.

 

José Carlos Navarro Muñoz. Toledo

No hay comentarios: