viernes, 16 de noviembre de 2007

La agricultura "culpable y víctima" de los fundamentalistas del cambio climático.

Blog de opinión medioambiental 16.11.2007.  Cuando las ideas son preconcebidas, la agricultura "culpable y víctima" de los fundamentalistas del cambio climático.


Campo de maiz

Por: Jesús Domingo

Lástima que en la FAO no tengan en cuenta la actitud captadora de dióxido de carbono que tiene la agricultura, especialmente la más intensiva, una hectárea de maíz, en seis meses que dura el cultivo capta más CO2 que cinco hectáreas de bosque mediterráneo en todo el año.


"Culpable y víctima" 
 



"La FAO afirma que la agricultura es "culpable y víctima" del cambio climático". Un informe de la organización señala que la agricultura es el sector más afectado por el cambio del clima, aunque también una de las causas del mismo, y alerta de que el calentamiento podría ser "una seria amenaza para la seguridad alimentaria".



El subdirector general de la FAO, Alexander Müller, ha declarado en Roma que el calentamiento del planeta obliga a "encontrar formas para mejorar la capacidad de adaptación de la gente y de los sistemas de producción alimentaria", además de intentar frenarlo en lo posible reduciendo las emisiones.



Durante su intervención en un seminario sobre "Planificación y estrategias de adaptación" expueso que en esta reducción tiene mucho que ver el sector agrario, ya que el 18 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial provienen de este sector, mientras que el 18 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono son culpa de la deforestación, otra práctica asociada a explotaciones extensivas agrícolas.



Igualmente, la producción arrocera está considerada la mayor fuente de metano producida por la actividad humana -entre 50 y 100 millones de toneladas por año-, y es además un cultivo especialmente sensible al cambio climático, con la peligrosidad adicional de que da de comer a la mitad de la población del planeta.



El subdirector general también hizo alguna sorprendente anotación al tema, afirmando que los países industrializados podrían aumentar su potencial de producción a corto plazo gracias al aumento de entre 1 y 3 grados de la temperatura mundial, aunque precisando que este mismo incremento será perjudicial para latitudes más meridionales, en las que predomina la agricultura de subsistencia, donde descendería notablemente la producción.



Lástima que en la FAO no tengan en cuenta la actitud captadora de dióxido de carbono que tiene  la agricultura, especialmente la más intensiva, una hectárea de maíz, en seis meses que dura el cultivo capta más CO2 que cinco hectáreas de bosque mediterráneo en todo el año.



Jesús Domingo Martínez

No hay comentarios: