martes, 19 de diciembre de 2006

Pequeño cuento de Navidad.



Aragón Liberal
(Enviado por: Carmen Antoja) , 19/12/06.- Había una vez un Zapatero que llegó a ser presidente del gobierno de España. Se acercaba la Navidad y el presidente se acordó de su infancia y sin darse apenas cuenta empezó a hacer examen de conciencia.

Pensó Zapatero, yo he dicho que soy rojo, y sé que los rojos hicieron muchas maldades en este estado plurinacional que algunos llaman España, que ya me cuidaré yo de que pronto deje de existir.

El quería acallar su conciencia pensando que los llamados "nacionales" tuvieron la culpa de que empezase la guerra del 36, pero en el fondo de su conciencia sabía que durante su querida república los "rojos" ya habían empezado a provocar. Y que luego asesinaron a millares de sacerdotes, religiosos y monjas por el sólo hecho de haber dedicado su vida a Dios y al prójimo.

Todo esto barruntaba el presidente cuando de pronto tuvo una idea genial, propondría una "ley de la memoria histórica" y así el sería el primero en dar ejemplo de buena voluntad y se presentaría ante la cámara para de modo solemne pedir perdón por todos los crímenes cometidos por sus amigos los "rojos".

Esto tranquilizaría su conciencia y en adelante podría dormir felíz.

¡Todo es posible en Navidad!

Carmen Antoja

En Barbastro Liberal

No hay comentarios: